31.1.07

Una vida de bloguero

Donde termina la vida virtual y comienza la vida real? Es una pregunta que se hacen muchos blogueros. Pueden darle el link de su blog a los amigos, mostrar sus fotos en todas partes para que todos sepan quien es el autor. Pero toca que adaptar la manera de escribir a un publico determinado. Entonces es mejor guardar el anonimato para evitarse problemas. Escoger un nombre artístico, en general con esmero, tipo Eduard Von Fürstenberg y hop lanzarse a escribir. Provocar un poco mostrando una foto de los ojos, de la nariz o de la boca, pero nunca los veremos completos. Y luego de post en post y de comentario en comentario el blog aparece en los links de otros blogs. Las visitas y los comentarios se multiplican y las estadísticas aumentan junto con los “que bueno tu blog!” y voilà propulsados como estrellas de la blogosfera. Todo el mundo está a la espera del nuevo post de Eduard Von Fürstenberg. Pero nadie de la familia y amigos conoce la existencia de ese pedacito de vida que flota en la Web y que tiene tanto éxito.Y no estoy hablando de los miles de personas convencidas de que conocen a Eduard Von Fürstenberg, que se reconocen en sus experiencias -“torcidas” o no-, que no se imaginaban que el señor se llama Ruperto, y que su vida es un poco menos divertida de lo que parece. Bueno si uno decide llamarse Eduard Von Fürstenberg es normal exagerar un poquito…
En fin, dejémonos de vainas…Que nadie se dé por aludido, please :-)

5 comentarios:

Malua dijo...

Hola!
Para comenzar: Bienvenido a la bloggosa, espero que lo disfrute y que sea tan constante como lo indican sus palabras.

Lo segundo es que, y tal vez exagere un poco, pero casi todos los que hoy escribimos, en algún momento hicimos parte de ese deseo de permanecer en el anonimato y las razonesno vale la pena enumerarlas... La vaina es que finalmente uno es uno en cuanquiera de sus expresiones y/o manifestaciones, por tanto, supongo que a usted también le va a llegar el día en el que no le importe quien sabe o no que usted es usted mismo.

Sandel dijo...

Gracias Malua por la bienvenida. Por lo de la constancia ya veremos :-)
Me parece que hay como una especie de necesidad de escribir y un cierto narcisismo.
Como una generosidad que espera ser correspondida .. yo te abro un poco) mi alma y tu déjame ver un poco la tuya ..
Me gustan cada vez más los blogs de pocos comentarios por que encuentro muchas veces posts interesantes, conmovedores , útiles …
Los más famosos hay que leerlos, sí, pero sobre todo los primeros posts…

Malua dijo...

Vaya que estoy de acuerdo con usted, pero precisamente de eso se trata, el hecho de ser un blogguer que sus amigos conozcan NO QUIERE para nada decir que va a escribir lo que sus amigos quieren leer, la idea es siempre abrirse a lo que el alma quiere expresar y hay momentos de todo.... :-)

galo dijo...

Vaya, felicitaciones, describiste muy bien la vida del bloguero. Lo mejor de los blogs es que uno puede intercambiar opiniones con gente que uno ni conoce y tal vez ni le interese conocer. Saludos.

Sandel dijo...

Gracias galo. En eso pienso cuando apenas saludo a mi vecino y no me interesa hablarle aunque creo que él tampoco me quiere conocer ..