8.8.07

¿Es mala educación hacer múltiples cosas al tiempo?

Poder hacer múltiples cosas al tiempo ha sido presentado como una de las claves del éxito en el nuevo milenio. Las revistas de negocios muestran que los ejecutivos (y los empleados en general) pueden manejar sus agendas sin problemas enviando correos electrónicos mientras están corriendo de reunión en reunión.
Igual se volvió la norma en nuestros trabajos: gracias a los medios tecnológicos de que disponemos las multitareas dejaron de ser un término de computadores para venir a calificar nuestra competencia o incompetencia. Sin embargo parece que las últimas investigaciones de los neurocientíficos muestran que cuando se pasa de una actividad a otra el cerebro es menos eficiente y más susceptible de cometer errores. Lo importante entonces es la concentración.
La mayoría de mis colegas trabajan escuchando música gracias a sus i-pods. Aunque en promedio son diez años menores también los hay de mi edad adictos a lo que ellos llaman su manera de concentrarse y aislarse del ruido exterior. Les aseguro que lo he ensayado varias veces pero me gusta perderme en las melodías que me agradan y el riesgo de cometer un error, de esos por los que te pueden echar del trabajo, se acrecienta canción tras canción.
La utilización de lectores de MP3, Messenger y otras aplicaciones son toleradas y discretamente controladas en nuestras oficinas. Conmigo no tienen problema pues soy incapaz de hacer más de dos cosas al tiempo. Por ejemplo, escuchar música con un solo audífono, mientras se contesta el teléfono y se responden correos electrónicos.
Las nuevas generaciones que están entrando en las oficinas traen consigo su carácter de multitareas. Les viene de su vida privada de jóvenes digitales: son capaces de chatear “live” en el Messenger, hacer la tarea de matemáticas, bajar música de i-tunes, enviar mensajes de texto y mirar la última serie TV, todo al tiempo.
Por supuesto que las multitareas siempre han existido. Desde tiempo inmemorial, las mujeres han sido capaces de amamantar, hacer de comer, lavar los platos, ayudar a los niños con las tareas y llamar al plomero simultáneamente. Por lo tanto, en un mundo laboral en el cual hay que ser flexible (hacer varias cosas al tiempo), seguramente ellas llevarían las de ganar. Pero no parece que las mujeres hayan ganado algo con esta ventaja.
Al fin de cuentas, la asombrosa capacidad de los jóvenes de hacer múltiples cosas, es buena o es mala? Mientras los investigadores se ocupan del tema, me aventuro a pensar que ni lo uno ni lo otro.
La mayoría de las cosas que hacemos al mismo tiempo (Messenger, leer el periódico, escuchar la radio o escribir un post mientras se mira la televisión) utilizan muy poco el poder del cerebro. Estaremos siendo ineficientes pues nuestro cerebro tiene que cambiar demasiado (rápido) de una actividad a otra? Pero no nos han dicho a menudo que el cerebros es un músculo y hay que ejercitarlo?
Sin duda muchas actividades simultáneas son buenas. Personalmente pienso que los que ven televisión y tejen al tiempo necesitan de las dos actividades pues con una no se satisfacen. Lo mismo puede decirse de caminar y hablar al tiempo.
En la oficina hay actividades que claramente se complementan, aunque hay también inconvenientes o desventajas. Comer mientras se trabaja en el computador puede ser eficiente pero vuelve nada el teclado. Fumar mientras se escribe es eficiente en el corto plazo pues ayuda a concentrarse aunque en el largo plazo te puede matar. Comer y fumar puede también tener efectos desafortunados para los compañeros de oficina.
Otro tipo de combinación de tareas en la oficina puede ser claramente eficiente. Si estás hablando con alguien al teléfono y se te hace interminable, te puedes poner a responder correos electrónicos atrasados. Igual si estás en una reunión aburrida el celular te puede sacar del tedio.
El verdadero problema con todo esto es la falta de cortesía. Así no estén de acuerdo los ultramodernos, utilizar un celular en una reunión o teclear ruidosamente cuando se está en el teléfono con alguien es mala educación.
Y de donde viene esta cháchara (cuento)? Pues de haber leído esto:
The Multitasking Generation, Etiquette's electronic frontier y otros posts interesantes - al menos para mi :-)
multitareas netiqueta multitareas netiqueta multitasking

10 comentarios:

Evan dijo...

Sí es una falta de respeto hablar por teléfono y chatear a la vez... debemos ser educados y darnos tiempo para todos y para todos, que eso también es importante.

Reconozco que me he acostumbrado a hacer varias cosas a la vez... me he tecnificado (creo que acabo de inventar una palabra)jajaja

Saludos Sandel!

Sandel dijo...

Hola Evan, podríamos ser un poco más flexibles con la buena educación pero nunca ceder del todo.
Me quedo con el verbo 'tecnificarse' pues en inglés utilizan el 'multitasking', casi intraducible en español. Salu2.

•★Jolie★• dijo...

Hola Sandel,

Antes, yo era de las que hacìa todo al tiempo, me gustaba escuchar mùsica, chatear, habalr por telefono y ver TV al mismo tiempo hasta que me agoté. No sè por qué pero mi cerebro me dijo ya o màs, las cosas hay que hacerlas bien o no hacerlas.
Hoy que me he convertido ademàs en ama de casa, las funciones se me han multiplicado y ahora simpre pienso en hacer cosa por cosa pero hacerlas bien.

Un saludo especial.

Ana M. dijo...

Pues una vez leí que el cerebro tiene la capacidad de concentrarse en algo por veinte minutos. Pasado ese tiempo debe hacerse una pausa y retomar... No sé, me parece que se refería a hacer una cosa a la vez. Pero para mi hacer eso es imposible. Por ejemplo, a mi me criaron mi mamá, mi nana y la tele; con la última de ellas es con la que vivo todavía y vive encendida todo el día y la atiendo. No puedo leer o estudiar o escribir sin música (mi novio dice que hago esas cosas para no escuchar lo que pienso); es más, a veces me desespera la gente que hace las cosas de a una por vez y no le rinde nada el tiempo. Debo reconocer que eso no esta bien porque con las cosas de una vaya y venga, pero desatender a las personas por estar detrás de un aparatejo siempre es una falta de respeto. Suelo desconectarme de todo si alguien necesita decirme algo.

Abrazo.

ALVARO dijo...

Te cuento que yo no me he adaptado a hacer varias cosas al mismo tiempo. Pertenezco a la escuela antigua, es decir, aquella que enseña que se debe hacer una cosa al tiempo y debe quedar bien hecha. Sin embargo reconozco que tienes la razón cuando te refieres a la habilidad de los jóvenes para hacer varias cosas simultáneamente. Los envidio. Y de las mujeres, ni hablar. Desde tiempos remotos son maestras en el tema.

Luis dijo...

Bah bueno...soy un hombre. Sólo sé hacer una cosa de vez.

Sandel dijo...

Hola a todos! Gracias por pasar.
Jolie!, hagas lo que hagas trata de hacerlo bien. El trabajo de ama de casa, menos centrado en las nuevas tecnologías de la comunicación, permite ‘multiplicarse’ más fácilmente.
Ana M., la TV ha estado omnipresente en la educación de muchos de nosotros. Ahora es el turno de Internet supongo. O sea que cada vez habrá que convivir con más medios al tiempo. Las personas se acostumbrarán y a lo mejor las reglas de ‘urbanidad’ terminarán adaptándose …
Alvaro, las mujeres sí que son maestras en el tema. Las personas siempre se las han arreglado para hacer múltiples cosas al tiempo. Lo que nos preocupa ahora es una aparente pérdida del contacto humano. Será debido entonces a la diferencia de edad y generación que tenemos esa impresión?
Luis, bienvenido por acá. Bueno, los hombres también podemos ser multitareas de vez en cuando ..aunque me inclino delante de muchas mujeres en cuanto a la gestión del hogar.
Saludos a todos!

KATHO dijo...

En estos momentos, veo un programa de prensa rosa asqueroso, trato de cambiar el canal, pienso en darle un mordisco a la tableta de chocolate negro de la nevera y te dejo el comentario, tienes razon es de mala educación, y además de terminas loca.

Anónimo dijo...

Saludos a todos,

Me declaro claramente "monotarea" por convicción y por incapacidad para otra cosa. Hoy en día en el trabajo, y también en la vida privada, se valora enormemente a las personas que no paran de hacer cosas e incluso hacen varias a la vez. En mi opinión es un error.

No tengo datos científicos, pero mi experiencia cotidiana me dice que el ser humano está capacitado para hacer BIEN una tarea en cada momento, salvo tareas/funciones muy básicas o absolutamente separadas en los procesos cerebrales.

Miro a mi alrededor y veo como los "multitarea" realizan trabajos de poca calidad, aunque eso muchas veces no importa porque se valora la cantidad y la ubicuidad sobre el trabajo bien hecho. Por otro lado, leo noticias que nos hablan del aumento de las enfermedades mentales en nuestra sociedad, estoy completamente convencido de que la obsesión por estar en todo a la vez es un factor no despreciable en esta galopante locura. Necesitamos orden y sosiego, necesitamos pensar. Por cierto, pensar es compatible con muchas otras tareas. Se puede pensar mientras se pasea, al afeitarse (rasurarse dicen en Suramérica ¿verdad?) en la ducha, en la comida...

TPS

Sandel dijo...

Saludos Katho. Uhmmm, chocolate negro que rico … bueno soy capaz de hacer cualquier cosa comiendo chocolate ..
TPS, gracias por la visita y comentario. No tengo mucho que añadir pues comparto lo que has escrito. Ah, utilizo el verbo afeitarse aunque creo que los mejicanos dicen rasurarse. Salu2