10.11.07

Plusmarquistas de la Naranja Azul

Los representantes de la “naranja azul” (de los colores del partido centrista y de derecha) rompieron esta semana el record de días sin lograr un acuerdo de gobierno para Bélgica. Peor todavía, las negociaciones están en un punto muerto a causa de la afrenta hecha por los miembros flamencos de una comisión parlamentaria que votaron unilateralmente una proposición para escindir un colegio electoral bilingüe (Bruselas-Halle-Vilvoorde (BHV ). Los habitantes francófonos de ciertas comunas ya no podrían votar por sus propios candidatos y perderían el acceso en francés al sistema judicial.
Cómo osaron romper el "pacto de caballeros" del cual siempre se han vanagloriado los Belgas? No era éste el país de los acuerdos, los famosos consensos entre comunidades distintas pero lo suficientemente sensatas como para vivir juntas dentro del respeto de las diferencias y sobre todo de las minorías?
Qué ha pasado entonces con los políticos de hoy en día? Mucho se ha escrito en los medios tradicionales y en los blogs : que ya no hay verdaderos estadistas que piensen primero en el país, que los flamencos actúan como nuevos ricos que quieren guardar sus riquezas para ellos solos, que los francófonos son unos arrogantes, etc.
Sin embargo encontré un comentario que retuvo particularmente mi atención.
En una entrevista acordada al semanario flamenco Humo, el ex -negociador (“explorador”) Herman Van Rompuy, nos da tal vez la explicación de por que les está costando tanto trabajo ponerse de acuerdo. El era el político más joven en la mesa de negociaciones en 1981. Esta vez, era el más viejo. "Qué ha cambiado en la cima del poder?" Le pregunta un periodista. Van Rompuy responde : “Sólo hasta que llegué a la mesa de negociaciones me dí cuenta hasta que punto la política había cambiado. Cada uno estaba constantemente ocupado enviando mensajes de texto (SMS) o e-mails. Los celulares y los BlackBerries sonaban sin interrupción. A veces, ni siquiera escuchaban lo que se decía, pues estaban ocupados enviando mensajes a sus colaboradores, a los periodistas o a sus compañeros sentimentales. Me pareció que las conversaciones se desarrollaban de una manera muy extraña”.
Tú lo has dicho, Herman. Extraña es la palabra. Cómo entenderse sin escucharse? O será que a todos les importa muy poco lograr un acuerdo o están a la espera de nuevas elecciones? De que los pensionen? O que se mueran de muerte natural? Otros países europeos están pendientes de lo que suceda en Bélgica. Un precedente de separatismo es tal vez lo que están esperando los movimientos nacionalistas europeos.

2 comentarios:

KATHO dijo...

mientras tanto al actual presindente español, le tocó defender al ex, aznar. y el rey español, le solto una muy muy españolada. PORQUE NO TE CALLAS? a el rojo Chavez.

Sandel dijo...

Me estuve documentando al respecto, gracias por el dato Katho.