8.11.08

Consejos gratuitos

Recibí de una amiga este mensaje para hacer circular al menos a ocho personas so pena de sufrir en carne propia una que otra contrariedad. Ahí va entonces.
En serio ahora. Nunca he aceptado las famosas ‘chain letters’ que vienen con amenaza al final. Simplemente las borró de una. Estos consejos me los dio una veterana madre de familia que ha vivido una vida difícil pero siempre la he visto sonreír.
  • Conserva sólo los amigos alegres pues los cascarrabias y quejumbrosos te desmoralizan.
  • Sigue aprendiendo, aprende más acerca de computadores, de artesanía, de jardinería, etc. No dejes nunca tu cerebro en reposo. Un cerebro en reposo es el taller del diablo y el nombre del diablo es Alzheimer!
  • Diviértete con las cosas simples.
  • Ríe. Ríe a menudo, fuerte y por largo tiempo. Ríe hasta que te quedes sin aliento y que se te salgan las lágrimas.
  • Si tienes una gran pena, llora un buen rato, seca tus lágrimas y continúa tu camino. La única persona que te acompaña en la vida eres tu mismo. Permanece ‘vivo’ durante todo el transcurso de tu vida.
  • Rodéate de las cosas que te gustan: los animales domésticos, las colecciones, la música, las plantas, los pasatiempos, etc.
  • Preocúpate por tu salud. Si gozas de buena salud, consérvala. Si es inestable, busca mejorarla. Y si ya no tienes el control, ve a buscar ayuda!
  • No viajes en el tiempo hacia la culpabilidad. Viaja hasta el centro comercial, hacia el campo, hacia un país vecino pero jamás hacia donde encantarás la culpabilidad.
  • Diles a los que amas que los amas en cada ocasión que se te presente.
Y recuerda: la vida no se mide por el número de respiraciones tomadas sino por el número de momentos que nos han dejado sin aliento.
El que no oye consejos no llega viejo?
Sigan siendo felices :-)

7 comentarios:

Jorge dijo...

... Sandel les dice.

--

Bonito. Disfrutar lo simple, reír con ganas y decirle a quienes amo que los amo, están en mi top. :D

Salud!

Sandel dijo...

Sonó como a Edgar Perea, no cierto?
Son nueve pero se pueden añadir más. Lo que me sucede es que a pesar de conocerlos sólo aplico unos y parcialmente. A ver, estoy aprendiendo más de computadores. No he podido convencerme de que la única persona que me acompaña en la vida soy yo mismo. No busco mejorar mi salud y todavía me cuesta sacarle gusto a las cosas simples. Salu2 Jorge.

catirestrepo dijo...

Son consejos interesantes, epro en ocasiones difíciles de aplicar.

Saludo

catirestrepo dijo...

*pero

Hiperterminal dijo...

El final si fue muy Edgar Peres, pero eso hace parte de esos pequeños detalles que te hacen sonreír.

Recuerdo que alguna vez dije que los sentimientos son como una emisora y a veces hay que sintonizarla en el AM melancólico pero como lo dices en tu post hay que sacar la pena y seguir viviendo.

Gracias por la vueltica por mi blog, a pesar de mi fatiga de redes sociales extraño tener noticias de colombianos fuera.

Un abrazo!!

Sandel dijo...

Gracias por pasar Catirestrepo e Hiperterminal.
No son tan fáciles de aplicar los consejitos estos. La idea talvez seria tenerlos como objetivos y detenerse de vez en cuando a ver en dónde estamos. Y si nos alejamos, enderezar el camino. Pasar por sus respectivos ‘chuzos’ (afectuosamente) siempre es un placer. Hasta otra ocasión en cualquiera de los medios “convergentes” :-)

lully dijo...

Me ha gustado recordarlas. Esa primera la he puesto en práctica desde niña y por nada del mundo dejo que mi alegría se desvanezca.

Un abrazo alegre y saludable!