5.3.08

¡No dispararemos a un hermano!

Desde la distancia me parece tan artificial todo esta historia de la guerra entre países hermanos y casi increíble que la convocatoria de Víctor Solano tenga pertinencia hoy.
He seguido la actualidad colombiana últimamente (cómo escapar de las noticias?) pero ‘de lejos’ por falta de tiempo. Aunque parezca entonces innecesario, por lo evidente y algo ingenuo, por la falta del cómo hacerlo (otra marcha?), adhiero a esta propuesta y dejo a su juicio amigo-a lector-a “pasar la bola”, comentar o no darse por aludido.


Amigo colombiano, ecuatoriano y venezolano:

* Vamos a demostrar que los lazos que unen a nuestros pueblos de Ecuador, Colombia y Venezuela son más fuertes que los egos de nuestros gobernantes.
* Vamos a demostrar que condenamos el terrorismo y respetamos la soberanía
* Vamos a demostrar que ningún gobierno nos va obligar a dispararle a un hermano de nuestros países.
* Vamos a demostrar que somos más, muchos más los que no concebimos a Latinoamérica en guerra.
* Vamos a demostrar que pese a la historia, no estamos condenados a ella.
* Vamos a demostrar que nuestras diferencias son nuestro valor, que nuestra diversidad es nuestra riqueza.
* Vamos a demostrar que hoy germina una generación que anhela crecer en paz.

"Pasa la voz, pasa la bola"

5 comentarios:

Víctor Solano dijo...

Hola Sandel: A mi también me parece increíble tener que ser tan explícito con algo que es absolutamente obvio. Pero hoy tenemos que bajarle la temperatura a nuestros pueblos porque se está exacerbando un nacionalismo bastante peligroso. Creo que la unidad latinoamericana está por encima de eso. Un abrazo y gracias por apoyar esta pequeña idea.

Malua dijo...

Querido senior Sandel, yo paso la bola para (En palabras de SOlano) bajarle la temperatura a ese nacionalismo peligroso que se esta exacerbando... Yo tambien sigo las noticias de Colombia, madrugo a leerlas y a preguntarme que seguira ahora y a donde vamos a parar...

Sandel dijo...

Saludos Víctor y Malua!
Sin entrar mucho en los detalles del análisis político (hay buenos blogueros que se ocupan ya de eso), todas están noticias que transcienden a la esfera internacional me dejan una impresión que en nuestro país se han acelerado una serie de cosas, para bien o para mal. Que estamos llegando a un punto de no retorno, mejor dicho “A Santa Rosa o al charco!

Josepepe dijo...

Estuve una vez, hace años, en la frontera costera entre Ecuador y Colombia (Tumaco y San Lorenzo), y también en la frontera serrana entre los dos países (Ipiales y Pasto) y a la mayoría de la buena gente que conocí en esos lugares estaba completamente fuera de lugar preguntarles si eran ecuatorianos o colombianos.

Pues eso, un abrazo y que haya paz (y mucho más).

lully, REf. al desnudo dijo...

Lo que más me duele es que se invierta más en guerra que en labor social y conservación del ecosistema y el medio ambiente.
Dios ilumine a los "líderes" de las naciones y, por supuesto a su gente.

Un abrazo para tí!