18.9.07

Cien días

Cien días han pasado desde las elecciones y todavía no hay acuerdo para formar un nuevo gobierno en Bélgica. Los ganadores al norte (Flandes), al sur (Valonia) y en Bruselas no se ponen de acuerdo. Los flamencos quieren más autonomía regional y los valones desean el mantenimiento de las actuales instituciones. Cien días no es un record en Bélgica ni en Europa sin lograr un acuerdo de gobierno. Lo que preocupa a algunos es la ausencia de los problemas sociales en la agenda de los políticos y que las discusiones interminables están radicalizando a los flamencos en contra de los valones. La realidad, como yo la percibo, es que las dos comunidades necesitan la una de la otra. Cada una tendrá que ceder algo para poder ganar algo. Allez, démosle tiempo al tiempo y esperemos hasta Halloween. Pas de panique!

Ver artículos en The Economist, El Mundo.

5 comentarios:

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Me sonrío con desconcierto, esperemos que para octubre lo logren. Tan bonito tú, querido Sandel para expresarte.

Besitos para tu alma!

KATHO dijo...

hmm aqui algunos españoles tambien andan con el cuento del separatismo, pero con la filosofia de irse de la casa y que la mama siga cocinando, planchando y lavando, ellos quieren separarse de españa, pero que el gobierno central los financie.
bobitos no son.

Sandel dijo...

Gracias Lully por pasar y dejar tus comentarios. La situación no es para asustarse tanto pero ya genera cierta incomodidad, especialmente en la gente que depende del presupuesto estatal para saber si tendrán trabajo el próximo año. Supongo que lo bonito para expresarme debe ser porque soy a menudo onomatopéyico, circunstanflautico y un tris ampuloso
Hola Katho, si, es como cuando uno se quiere ir de la casa y se da cuenta que es mejor el hotel mama. Si se separan quien va a seguir pagando la deuda pública, etc. Chévere irse de la casa y traer la ropa sucia para que nos la laven. Lo aburrido del cuento es que toda esa indecisión alimenta ciertas mentes débiles que tratan de incitar el odio hacia el otro. Amanecerá y veremos.

ojo al texto dijo...

Ayer leía titulares alarmantes sobre este caso de indecisión tan protuberante.
¿Qué tanta gobernabilidad existe en estos momentos cuando la gente parece dividirse y alinearse en bandos cada vez más irreconciliables?
Gracias por mantenernos al tanto

Sandel dijo...

Hola Alvaro. La poca acogida de una marcha por la unidad de Bélgica que se realizó ayer mostró que la inquietud de la gente se limita por ahora a sacar la bandera y a comentarios entre conocidos.
Puede ser problemático si se demora la fabricación del presupuesto estatal más allá de Octubre. Seguimos pendientes.