5.10.08

Unos lazos flacos y efímeros? (2)

El segundo año de este blog ha estado marcado por una pérdida de la excitación que produce el publicar mis propios contenidos y trabar lazos con personas con las que difícilmente hubiera podido hacerlo por fuera de Internet. Ya había expresado mi aprensión acerca del tipo de vínculo que se establece gracias a los nuevos instrumentos de la Web 2.0.
Con la llegada del microblogging y otras herramienta que buscan (con éxito?) crear redes sociales surgen los interrogantes.
Ya no se trata de seguir hablando de la dualidad entre lo virtual y lo real (la línea que los separa es muy delgada) ni de una utilización eficaz del tiempo (muchos plannings fracasan pues no se toma en cuenta que necesitamos también tiempo para divertirnos).
A muchos de mis coetáneos la idea de describir los detalles de nuestra cotidianidad les parece absurda y hasta pueril. Twitter, por ejemplo, sería visto como un narcisismo moderno llevado al extremo. Están los jóvenes confundidos y ansiosos de celebridad, al creer que cada uno de sus “trinos” es fascinante y que es necesario compartirlo con el resto del mundo?
Estaremos ‘sufriendo’ de lo que los sociólogos llaman “ambient awareness”? Algo así como “conciencia cercana”. Es, dicen, como estar físicamente cerca de alguien y enterarse de reojo de su estado de ánimo a través de las cosas que hace – lenguaje corporal, suspiros, comentarios sueltos – pero sin poder tocarse. Hagan de cuenta el señor que nos mira en el metro por encima del periódico que está leyendo.
El fenómeno es difícil de entender si uno no está metido en eso. Únicamente leer el Twitter de un desconocido no tiene nada de interesante porque parece tonto o absurdo. Sígalo durante unos días y comenzará sentir como una pequeña historia, sígalo un mes y se convertirá en una novela.
Pero qué clase de relaciones podemos establecer con esta “conciencia en línea”?
Si cada persona es capaz de mantener un número limitado de relaciones cercanas, cómo se logra mantenerse al tanto de cientos de amigos y seguidores en Twitter (o Facebook)?
Estar constantemente conectados nos ayuda a hacer más fuertes y ricas nuestras relaciones con nuestros amigos íntimos y familiares pero no aumenta básicamente el número de éstas. Estos lazos se tejen ‘cara a cara’ y off-line. Los otros, los flacos y efímeros, los seguimos de reojo manteniendo nuestras distancias. Al fin y al cabo sólo nos separa un clic en 'follow' o en 'remove'.
Otra reflexión sobre el mismo tema.

5 comentarios:

AQUIYOSOLITA dijo...

Precisamente querido Sandel este medio de contacto nos hace menos vulnerables porque en él podemos escribir lo que queramos sin temor de que nos juzgen, critiquen o señalen con el dedo, porque si algo no nos gusta simplemente como tú dices le damos click en "remove", Es mas creo que nos permite expresar y compartir pensamientos y experiencias sin tener que involucrarnos personalmente y en cierta forma así nos sentimos protegidos y en el fondo tal vez es lo que buscamos con este tipo de relaciones. Un fuerte abrazo.

Sandel dijo...

Aquiyosolita, es ese ‘no comprometerse’ el que me hace reflexionar. Creo que lo que me desanima es el estar lejos de Colombia y materialmente no poder salir del PC hacia la vida off-line y encontrarme con mucha gente interesante. De alguna manera el escribir en español reduce aquí la posibilidad de contactos. No sé, tal vez me atreva a escribir en francés.
Saludos y gracias por la visita.

maray dijo...

Já eu acho que escrever por aqui me torna mais sincera até do que em determinadas relações pessoais. É que aqui eu não sou interrompida ...Em todo caso, meu sonho sempre é conhecer as pessoas que estão por trás da tela do monitor. E tenho conseguido, na medida do (pouco) dinheiro que tenho pra estar por aí, pelo mundo :)
Besos!

nightwriter dijo...

Interesante punto de vista, así como la tecnología puede acercar personas que esten distantes, tambíen puede alejar a los que esten cerca. es muy ambigüo su uso, así como sus pros y sus contras. todo depende de donde se le mire.

Saludos!

Sandel dijo...

Saludos maray y nightwriter. Sí, al escribir somos más sinceros y mostramos nuestra mejor faceta. Me gustaría correr el riesgo y conocer a la gente que sólo frecuento on-line. Podría decepcionarlos o ellos a mí, pero valdría la pena :-)